Hace unos meses me llegó una solicitud de un cliente que tenía problemas su página web, el problema era que su página tardaba más de 10 segundos en cargar (cuando cargaba), por lo que era inviable seguir con la página web cargando tan lento sin tomar medidas al respecto.

Tras realizar un análisis había varios problemas de configuración, entre ellos que la WordPress no tenía activada la caché mediante los plugin que estaban instalados, por lo que después de realizar una serie de comprobaciones me puse manos a la obra.

El problema de lentitud en una página web en WordPress

Cuando realizas una instalación nueva de WordPress, tu contenido es escaso y el tráfico nulo, por lo que no notarás ningún tipo de lentitud en tu página web si dispones de un servidor de pago aunque sea de los más económicos, por contra, cuando empiezas a generar tráfico y un mayor número de contenido, imágenes, vídeos, plugins,… tu página web empezará a ir cada vez más lenta salvo que tengas un dedicado muy potente.

Esta lentitud en la carga de la página web es debido a que el servidor debe estar haciendo peticiones constantemente tanto a la base de datos como al servidor de archivos.

Uno de los problemas lo he analizado en este artículo: Carga asíncrona de CSS y JS para mejorar la velocidad de tu página web en WordPress

Otro de los problemas puede ser que las imágenes no estén correctamente comprimidas y sea necesario reducir su tamaño, pero en este artículo me voy a ceñir a explicar como activar la caché para evitar realizar peticiones constantemente de contenido, esto te será útil sobre todo si empiezas a tener un tráfico elevado que consume constantemente el mismo contenido.

La solución a la lentitud en la carga de tu página web

Para solucionar este problema, la mejor forma es instalar un plugin de WordPress que realice el cacheo de las páginas, debes tener en cuenta que al cachear la web, aunque actualices el contenido este no se actualizará hasta que borres la caché o bien pase el tiempo máximo que le hayas indicado, por lo que no es recomendable si tienes tu web en desarrollo.

El plugin que elegí para solucionar este problema es el siguiente:

WP Super Caché

Este plugin es muy fácil de utilizar, basta con descargarlo desde la web de WordPress o el gestor de plugins de tu Wp-admin y activarlo.

Una vez activado puedes acceder a su configuración para personalizar la forma en la que realiza la caché tu página web, desde ahí también tendrás la opción de limpiar la caché si necesitas refrescar alguna de las páginas web.